Comunicación Asertiva: ¿Qué es y cómo utilizarla?

Conoce qué es la comunicación asertiva y cómo empezar a aplicarla para mejorar tus habilidades sociales y convertirte en una persona asertiva.

Existen múltiples formas de comunicarnos de forma eficiente con otras personas, sin embargo, si estás buscando mejorar este aspecto de tu vida, no hay duda que la comunicación asertiva es una práctica que debes comenzar a aplicar. 

Aquí te explicaremos qué es la asertividad, qué es la comunicación asertiva, te daremos algunos consejos para empezar a utilizarla en tu día a día y te explicaremos un poco de cuales son las ventajas de empezar a implementarla en la forma en que expresas tus opiniones e ideas. ¡Así que, sin más preámbulo, empecemos!

¿Tienes una empresa en México?
Gánate
$10,000 MXN
solamente al abrirte la cuenta con nosotros

¿Qué es la asertividad?

Antes de empezar a conocer qué es la comunicación asertiva, vamos a explorar un poco el concepto de asertividad. Si no has escuchado hablar de ella antes, la asertividad es contar con la capacidad de poder expresar nuestros argumentos e ideas de una forma en que las demás personas se sientan respetadas y escuchadas. 

Tener una conducta asertiva, o simplemente ser una persona asertiva, es una excelente práctica en general. Esta habilidad social te ayudará a expresarte de una forma mucho más eficiente y a obtener un balance en la forma en que expresas tus opiniones. Además, puede ser realmente útil para incentivar el trabajo en equipo y motivar un ambiente de trabajo sano.

Comunicación asertiva

Ahora que conocemos mejor el concepto de asertividad vamos a comenzar a explorar qué significa tener una comunicación asertiva. Además, aprenderemos cuales son las principales características que definen este estilo de comunicación.

Como te comentamos anteriormente, expresarse de forma asertiva significa encontrar un término medio entre la pasividad y la agresividad. Estos dos polos representan dos formas muy ineficientes de comunicarnos. Vamos a repasar un poco más estos dos conceptos.

  • Ser pasivo no es ser asertivo: A pesar de que la pasividad puede parecer una forma eficiente de expresar nuestras emociones, normalmente termina siendo una forma muy ineficiente de comunicarnos.

    Para poder expresar nuestros puntos de vista no podemos depender de lo que los demás deseen. Ser asertivo en nuestras comunicaciones no debe venir a expensas de sacrificar nuestros derechos individuales. 

Contar con una conducta pasiva puede relacionarse con querer agradar a otras personas y sentir que pertenecen a ciertos grupos. Sin embargo, aprender a trabajar en la confianza en ti mismo es esencial para poder defender de mejor manera nuestras opiniones.

  • La agresividad no es asertividad:  Este tipo de respuestas es para muchas personas la mejor forma de afrontar diferentes situaciones complicadas. Sin embargo, al igual que la pasividad, la comunicación agresiva tiene sus consecuencias, y si no tienes cuidado puede tener un impacto negativo en tus relaciones sociales y compañeros de trabajo.

Agredir a otras personas y mantener una conducta agresiva en nuestra forma de expresarnos tiene serias repercusiones en la respuesta que recibiremos de nuestros pares. Este tipo de actitud tiende a generar una respuesta no asertiva, ya sea de forma pasiva o agresiva. 

Tener una comunicación asertiva y mantener una forma de comunicación equilibrada no sólo te ayudará a tener mejores relaciones interpersonales, también te ayudará a expresarte de forma adecuada, de manera directa y siempre respetando los derechos de los demás.

Toma en cuenta que la forma en que nos expresamos afecta la forma en que otras personas reciben el mensaje, así que es importante que siempre cuides tu tono de voz y tu estilo de comunicación.

Consejos para mejorar tu asertividad

Ahora que sabemos un poco más sobre la asertividad y la importancia de mantener una comunicación asertiva, te vamos a dejar algunos consejos prácticos para que empieces a trabajar tu comunicación:

Banco de niebla:

Esta técnica consiste en convenir o aceptar los argumentos de la otra persona. El banco de niebla resulta bastante útil al momento de querer detener una discusión y no ver quien tiene la última palabra. Lleva este nombre porque debes dejar que las palabras que te dicen, en muchos casos en forma de crítica y quejas, se almacenen en este banco de niebla en donde las almacenas y haces como si no existieran.

Ejemplo: “Llegamos tarde por tu culpa, como siempre” - Si, puede que tengas razón.

Disco rayado:

Esta técnica consiste en repetir la petición o posición múltiples veces de una forma calmada. Resulta particularmente útil cuando nos encontramos con personas persistentes. 

Ejemplo: Me gustaría ordenar comida - No me apetece - La comida callejera está a buen precio - No me apetece- etc.

Pregunta asertiva:

La forma de emplear esta técnica es hacer una pregunta directa y con detalles sobre algún evento o hecho por el cual nos están criticando o atacando. Cuando realizamos la pregunta no debemos cuestionar lo que nos han dicho, además, debes hacer la pregunta asertiva sin negar, defenderte o contraatacar. Esta pregunta nos servirá para comprender la razón por la que nos están criticando.

Ejemplo: Comprendo que te molestó mi comentario sobre la comida pero ¿Me podrías explicar exactamente qué fue lo que te molestó?

Aserción negativa:

La aserción negativa se utiliza cuando queremos decir claramente que hay algo que no nos gusta o que no estamos de acuerdo con respecto al discurso del otro interlocutor. Es decir, reaccionamos ante las críticas de forma simple y sencilla, sin excusas ni justificaciones, veamos un ejemplo.

Ejemplo: No entregaste el informe que te pedí - Si, no lo entregué, lo siento.

Acuerdo asertivo:

Esta técnica se utiliza cuando queremos admitir que cometimos un error pero separando el hecho de si somos una buena o mala persona. Funciona muy bien cuando la persona está muy enojada por algo que hicimos pero no estamos de acuerdo en la forma en que lo está expresando.

Ejemplo: Has llegado tarde - Si, me atrasé un poco. Por lo general suelo ser más puntual.

Ventajas de tener una comunicación asertiva

Ahora que sabes el significado de asertividad, comunicación asertiva y algunos consejos para mejorarla, vamos a revisar cuáles son algunas de las ventajas o el fruto de implementar una comunicación asertiva en tu día a día.

Escuchar más que hablar: el proceso de comunicación entre dos seres humanos es un proceso fluido y que requiere de dos para funcionar. Tener una comunicación asertiva no solo te ayudará a comunicarte mejor, también ayudará a que las demás personas puedan comunicarse mejor contigo. Encontrar ese punto intermedio entre hablar y escuchar es fundamental para tener una comunicación eficiente.

Aprender a decir que “no”: aprender a expresar lo que verdaderamente sentimos y no mantener un estilo pasivo en nuestras comunicaciones es una de las grandes ventajas de tener una comunicación asertiva. 

Expresar de forma clara y concisa lo que queremos o no queremos puede inclusive ayudarnos si contamos con problemas de baja autoestima. Hacernos respetar de manera adecuada o la expresión de una sana autoestima es la mejor definición de asertividad.

Mejorar nuestro lenguaje no verbal: controlar la forma en que expresamos nuestro lenguaje no verbal es una de las ventajas más sutiles de tener una comunicación asertiva eficiente. 

A pesar de que es crucial aprender a adaptar nuestro discurso y ser asertivos, aprender a controlar nuestras emociones y cómo se traducen a nuestro cuerpo nos ayudará a tener mejores relaciones interpersonales. 

La asertividad no solo viene en palabras, también está en nuestras expresiones faciales, en nuestros brazos y manos, nuestro caminar y nuestro cuerpo en general. No olvides que el medio es el mensaje y si nuestras palabras no están alineadas con nuestro lenguaje corporal la comunicación no será tan eficiente.

Convierte nuestra opinión en algo más valorado: si empiezas a aplicar la comunicación asertiva a todas tus formas de comunicación las otras personas empezarán a apreciar más tus opiniones. Esto sucede porque al momento de expresar nuestra posición explicas tus ideas de forma explícita, sencilla y sin perjudicar o atacar a los otros interlocutores.

No hay duda que la comunicación asertiva es una práctica que de aplicarla a tu día a día te ayudará a tener mejores relaciones con amigos, compañeros de trabajo y hasta familiares. 

Tampoco olvides que hacer respetar nuestros propios derechos y opiniones es fundamental para trabajar en nuestros sentimientos positivos como el autoestima, el orgullo, la capacidad transmitir elogio o la aprobación de nuestros pares. 

No olvides que si quieres aprender más sobre estos conceptos y técnicas que te ayuden a desarrollar tu comunicación, habilidades sociales y tu desarrollo personal, ¡puedes revisar nuestro blog!

¿Tienes una empresa en México?
Gánate
$10,000 MXN
solamente al abrirte la cuenta con nosotros

¿Tienes una empresa en México?
Gánate
$10,000 MXN
solamente al abrirte la cuenta con nosotros

Recibe frases motivadoras en tu correo

¡Te enviaremos una frase motivadora todos los días!
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Newsletter

Recibe nuevos artículos y updates de Tiny Rockets
en tu correo todos los meses! Nunca enviaremos Spam!
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Más como esto