Qué es el crecimiento personal: Cómo lograr una mejor calidad de vida

Publicado:
October 7, 2020
Gabriela Suárez

Nacemos, crecemos, nos desarrollamos y fallecemos. Es la ley de vida que hemos aprendido desde nuestra infancia. Sin embargo, hay un aspecto del ser humano que siempre está en constante evolución y es el crecimiento personal.


Como dijo el escritor estadounidense Norman Mailer, «en cada momento de la propia existencia, uno crece hacia más o se retira hacia menos». Y es que parte del desarrollo humano se enfoca en las aspiraciones individuales y en los pequeños objetivos que nos permiten alcanzar la satisfacción personal y cumplir nuestras metas y sueños.


Pero, ¿y qué ocurre cuando nuestra rutina entra en «piloto automático», obstaculizando nuestra decisión a tomar nuevos caminos para lograr un mayor éxito y bienestar personal?


Hoy te traemos el significado y las herramientas de cómo lograr la mejor versión de ti mismo. ¿Te animas a conocer más? ¡Pues no te detengas!

Qué es el crecimiento personal

¿Cuántas veces no soñaste de niño en convertirte en un gran astronauta? ¿o quizás en la mejor bailarina de ballet? Desde pequeños soñamos con alcanzar ambiciones que, algunas más realistas que otras, se van modificando mientras crecemos, maduramos, adquirimos nuevas experiencias y superamos obstáculos.


Precisamente, ese conjunto de acciones que permiten definir nuestra identidad e impulsar nuestro plan de acción hacia el desarrollo de nuestras habilidades personales e interpersonales es lo que conocemos como crecimiento personal.


Sin embargo, muchas veces, por miedo a lo desconocido, los seres humanos nos acostumbramos a la conocida zona de confort, que no es más que ese territorio que nos ofrece una sensación de tranquilidad y comodidad. 


Aunque parezca ofrecernos una sensación de tranquilidad en nuestro estado mental, a largo plazo, esta percepción de seguridad nos puede llevar a la frustración y ansiedad de pensar: «qué hubiese pasado si...» o «¿por qué no me arriesgué a hacer X...».

Por tanto, la superación personal va más allá de plantearnos metas y objetivos para nuestro propio desarrollo. Es necesario entender que no es un proceso lineal, y que por tanto muchas veces encontraremos puntos débiles que obstaculizan nuestro proceso de crecimiento.

No importa a dónde quieres llegar, lo importante es definir el camino que quieras seguir y estar abierto a nuevas experiencias que, aunque resulten desafiantes, te permitan alcanzar el bienestar y redireccionarte hacia el estilo de vida que deseas.

Cómo puede cambiar tu vida cotidiana

Piénsalo de esta manera. A medida que crecemos, nuestras necesidades y objetivos cambian. Imagina permanecer en el mismo punto por el resto de tu vida, sin poder avanzar. Posiblemente lo que hoy te aporta algo, mañana se te quedará corto.


De esto, precisamente, se trata el crecimiento personal. Se enfoca en lograr un balance en nuestra inteligencia emocional, maximizando nuestro rendimiento y capacidad de disfrutar los distintos ámbitos de nuestra vida.


Pero, ¿y qué pasa cuando quedamos atrapados en nuestro entorno de comodidad? Pues que de manera imaginaria vamos construyendo un «muro» que nos aísla del exterior y lo desconocido.


«Se puede optar por volver hacia la seguridad o avanzar hacia el crecimiento. El crecimiento debe elegirse una y otra vez; el miedo debe ser superado una y otra vez». - Abraham Maslow


Imagina que empiezas en un nuevo trabajo. No es el puesto de tus sueños, pero te da cierta estabilidad económica y laboral. Con el paso de los años, quizás, comienzas a dejar a un lado algunos propósitos personales por otros que se adapten a tu rutina, cuestionando tu pasado y dudando del futuro. ¿Te ha sucedido algo similar?


Nuestro desarrollo personal se puede ver afectado por muchas circunstancias, y la presencia de este tipo de creencias limitantes que nos amarran a un estilo de vida sin ambiciones ni objetivos por lograr, pueden suponer un gran coste emocional en nuestro estado mental.


Dificultad en nuestras relaciones interpersonales, riesgo de depresión, sentimiento de frustración y una mayor visión negativa de nosotros mismos y del mundo son algunas de las consecuencias de quedar atrapados en nuestro entorno de comodidad.

7 herramientas para potenciar la autorrealización

Según la teoría del psicólogo Abraham Maslow, para lograr el máximo potencial de nuestras habilidades personales es necesario lograr el crecimiento personal a través del autodescubrimiento de nuestras aptitudes y deseos.


De manera general, este modelo nos viene a explicar las distintas necesidades de los humanos y cómo, a medida que se satisfacen nuestras necesidades más básicas (fisiológicas, seguridad y afiliación) como la alimentación, descanso, seguridad física, amistad o afecto, lograremos adquirir nuevas necesidades y deseos (reconocimiento y autorrealización); donde, precisamente, encontramos la creatividad, falta de prejuicios, confianza y, como no podía faltar, la auto-aceptación  y el desarrollo.

Por tanto, el primer paso para transformar tu vida es reconocer que el crecimiento personal supone un camino de aprendizaje y gestión de emociones, relaciones y empoderamiento para así lograr los hábitos saludables que deseas.


Hoy te traemos el top 7 de los mejores consejos para lograr tu desarrollo personal. 

1. Autoaceptación


Al tratarse de un proceso individual, el punto de inicio de todo crecimiento personal es la evaluación propia de nuestro sistema de valores, creencias, identificar nuestras fortalezas y debilidades y establecer nuestros objetivos y deseos.


La mejor manera de abordar el análisis introspectivo de nosotros mismos es preguntarnos: ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Quién quieres ser? ¿Qué te apasiona o te inspira? 


Existen un sinfín de herramientas que nos permiten evaluar nuestra personalidad. Por ejemplo, la técnica propuesta por Albert S. Humphrey plasma el estudio personal de características internas (debilidades y fortalezas) y el entorno externo (amenazas y oportunidades). 


Es decir, lo que nos viene a ofrecer la matriz FODA es reconocer nuestros recursos para planear una estrategia de crecimiento de acuerdo a factores internos y externos.


A partir de allí, serás capaz de aceptar tu pasado, entender tu presente y lograr crear tu plan de acción. Porque al final, creer en nosotros mismos nos  permite dar el gran paso para ir más allá de nuestras limitaciones y obstáculos.

2. Autoconocimiento


El conocernos a nosotros mismos nos permitirá ser percibidos por los demás como queremos.  De hecho, uno de los límites más comunes al intentar salir de nuestra zona de comodidad es el miedo a ser reprochado o juzgado. 


En este caso, los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham proponen el método de la Ventana de Johari


Se trata de un modelo explicativo de cómo abordar nuestras relaciones interpersonales, sentirnos aceptados y descubrir partes de nuestra personalidad que desconocíamos.

3. Misión y visión personal


Ahora que tienes tu misión personal visualizada, es momento de poner en marcha tu camino y enfocarte en tu crecimiento personal. 


Pero, ¿y cómo hacer cuando perdemos el rumbo? La mejor forma es crear un círculo de acción-recompensa para mantener la motivación continua a lo largo de tu trayecto.


Por ejemplo, si tu meta personal es enfocarte en el cuidado de tu cuerpo, podrías proponerte realizar algún tipo de actividad física X veces por semana y llevar una dieta más saludable y, si lo consigues, recompensarte el fin de semana preparando tu postre favorito o algún otro capricho culinario. 


De esta manera, no sólo evitarás obsesionarte con tus metas, sino de adquirir nuevas habilidades de afrontamiento a cualquier circunstancia y disfrutar, en general, de tu camino hacia una vida plena. 


Verás cómo de manera casi automática conseguirás incorporar mejores hábitos en tu rutina sin desistir en el proceso.

4. Inteligencia emocional

Muchas veces creemos que la racionalidad es el motor de nuestras decisiones. Quizás, en parte. 


Sin embargo, en las últimas décadas el mundo de la psicología ha decidido promover el uso de nuestros sentimientos como forma de trascender en nuestra vida diaria.


Daniel Goleman, psicólogo estadounidense, fue uno de los grandes autores que desarrolló los principales componentes de este modelo mental, destacando la importancia de conocer nuestros propios sentimientos y cómo influyen en nuestro día a día.


De hecho, la reflexión, aceptación y autocontrol de tus emociones te permitirá mantener la motivación y ver oportunidades en lugar de obstáculos.


¡Y eso no es todo! Dentro del mundo tan amplio y abstracto de las emociones, encontramos también distintos recursos que nos ayuda a entender la manera en que el ser humano interpreta y procesa la información a través de nuestros sentidos.


La programación neurolingüística, o PNL, es otro método empleado para mejorar tus habilidades analíticas, comunicativas y fortalecer tus relaciones interpersonales.

5. No procastines

Parte del crecimiento personal va relacionado con la ambición de superarnos a nosotros mismos. Y como dice el refrán, «dos veces vence el que se vence a sí mismo». 


Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy sólo ralentizará tu proceso de crecimiento. Organizarte, eliminar las excusas de tu vida y en especial, dejar a un lado el miedo o el fracaso son algunos de los mejores tips para evitar la procrastinación y alcanzar la superación personal.


¿Qué tal si en lugar de pasar el día ojeando las redes sociales, comienzas a poner en marcha esas tareas, actividades o encuentros pendientes? Te aseguramos que, con sólo pequeños cambios en tu rutina, potenciarás tu efectividad y lograrás tu propio desarrollo.

6. Hábitos de apoyo

Precisamente, crear buenos hábitos que te ayuden a alcanzar tus metas y objetivos estimularán tu crecimiento, potenciando y mejorando tu salud mental.


Y es que las malas costumbres pueden llegar a entorpecer tus objetivos y en general, tu desarrollo individual. Por tanto, te recomendamos elegir actividades que mantengan tu mente activa, enfocada  y en especial, optimista.


De hecho, Martin Seligman, profesor de Psicología, apuesta por el uso de la psicología positiva como forma de empoderar a las personas a través de los patrones de pensamiento y afrontamiento positivos y saludables.


«La felicidad no es algo hecho. Proviene de tus propias acciones». - Dalai Lama


Leer, practicar deporte, preparar recetas saludables o salir a dar un paseo al aire libre. ¡Todas valen! Lo importante es incluir actividades que sumen felicidad y calidad de vida.


Y recuerda, no tengas miedo a salir de tu zona de confort. Verás cómo al dar el primer paso pensarás: «¿y por qué no lo hice antes?».

7. Busca tu propia motivación


Nuestra misión como equipo es brindarte el máximo apoyo para lograr tu crecimiento personal y adoptar los mejores hábitos para alcanzar una vida plena. 


Sin embargo, nunca está de más apoyarnos en expertos en el área para fortalecer tu proceso de autodescubrimiento.


Desde las charlas de liderazgo de Simon Sinek, los consejos para lograr el éxito de Tony Robbins, hasta los hábitos atómicos de James Clear, muchos son los motivadores dentro del sector del coaching y desarrollo individual que pueden ser de gran utilidad para superar tus creencias limitantes y fortalecer tus habilidades y objetivos.


Porque no lo olvides, la mejor manera de potenciar nuestro crecimiento personal es a través del esfuerzo y las ganas de superarnos cada día para alcanzar nuestros sueños y metas. ¿Te animas a aceptar el reto? ¡Nosotros sí, y estamos dispuestos a acompañarte en tu camino al éxito!

Comienza tu programa de crecimiento personal

Test de Evaluación
Gabriela Suárez
Autor:
Gabriela Suárez

Licenciada en Relaciones Internacionales en la Universidad Europea de Madrid. Comunicativa, analítica y apasionada por las grandes iniciativas. Con muchas razones para ser feliz, pero sin duda, correr es mi favorita.

Otros artículos sugeridos