Tipos de motivación: 8 Tipos y 10 consejos para motivarte

La motivación es la energía que te llevará a cumplir un sueño. Conseguirla requiere algunos esfuerzos, pero también se consigue leyendo algunos buenos consejos.

Aunque muchas veces la disciplina y dedicación sean nombrados como esenciales para lograr un sueño, la motivación es lo que nos mantiene en movimiento. 

Según la meta, podemos motivarnos de distintas maneras y el sentimiento de ejercer una acción que nos llevará a la recompensa u obtención de dicha meta, viene dado por el tipo de motivación que tengamos. En este artículo te invitamos a conocer los tipos de motivación y los 10 consejos que te ayudarán a conseguirla. ¡Comencemos!

¿Tienes una empresa en México?
Gánate
$10,000 MXN
solamente al abrirte la cuenta con nosotros

Qué es la motivación

La motivación es la energía o el empuje para hacer las cosas. Una persona puede sentirse motivada a correr todas las mañanas si su objetivo es participar en una maratón, por ejemplo. Mientras que otras se motivarán a trabajar por horas extra si su meta es adquirir un bien o viajar, pues necesitarán hacer dinero extra para lograrlo.

Stephen Robbins la define como “el conjunto de aspectos materiales y psicológicos que dan al individuo satisfacción a sus necesidades básicas, provocando un comportamiento diferente que logra obtener un mejor resultado dentro de los objetivos de una empresa”. Lo que nos lleva a notar cómo la motivación nos mueve en grandes y pequeños logros. Ir a la cocina por agua, por ejemplo, es un acto de motivación, pues al hacerlo satisfacemos la necesidad (la sed).

La motivación va cambiando según la meta y la edad. También varía dependiendo de la persona, ya que implica una serie de creencias, percepciones, valores e intereses que van cambiando de persona a persona. Esto se puede conocer como misión personal.

La motivación laboral, por ejemplo, es distinta a la motivación personal. Ambas pueden incluir como resultado el crecimiento personal, sin embargo, la energía que nos mueve en cada una es distinta y, por consiguiente, el grado de motivación varía.

Todo esto tiene explicaciones psicológicas estudiadas durante años, aquí te contaremos un poco al respecto. ¡Así que sigue leyendo!

La psicología y la motivación

Entre los grandes esfuerzos de la psicología por entender el comportamiento humano nos topamos con el estudio de la motivación. ¿Qué nos mantiene andando? ¿Cómo somos capaces de alcanzar una meta aún con factores externos en contra? 

Existen muchas teorías que hablan sobre esto, entre ellas: la pirámide de Maslow o la pirámide McClelland. Aquí veremos un poco sobre la pirámide de Maslow para entender más a fondo y lograr conseguir motivación en lo que nos propongamos.

Creada por Abraham Maslow, esta teoría psicológica se utiliza para explicar la relación entre la motivación y las necesidades humanas. Propone que nuestras acciones nacen de la motivación, de allí cubrimos ciertas necesidades según su jerarquía. 

En los esfuerzos por entender la mente del ser humano, esta teoría ha reforzado las creencias de que a medida que avanzamos en los escalones de la pirámide por medio de la motivación, nos desarrollamos como seres humanos y nos vemos motivados por nuevos retos. 

Cuenta con 5 escalones por jerarquía. En la base superior encontramos necesidades del comportamiento humano, regidos por la motivación y el deseo: la autorrealización y autoestima, por ejemplo. Relacionadas a diferentes tipos de motivación pero que al final, contribuyen al desarrollo personal.

Por supuesto, todo esto tiene mucho más detalles y seguramente te preguntas para qué nos sirve esta pirámide. Resulta que la conducta humana y sus estudios como la pirámide de Maslow, nos ayuda sobre todo en áreas laborales, los departamentos de recursos humanos y marketing se apoyan en esta teoría para mejorar procesos. 

En el ámbito personal, nos ayuda a entender la escala motivacional. Es un elemento reforzador para nuestra motivación interna, nos ayuda a ver que por una acción podemos tener consecuencias negativas o positivas. Descubre más al respecto en nuestro artículo sobre la Pirámide de Maslow. 

Los 8 tipos de motivación

Con todo lo anterior, debes saber que gran parte de las fuentes de motivación provienen según el nivel donde se encuentre la necesidad. El nivel de motivación varía también según el tipo. Por eso aquí te contaremos los 8 tipos para que los identifiques y sepas aprovecharlos. 

1. Motivación extrínseca

 Proviene de estímulos externos. Es decir, no se fundamenta en la satisfacción de realizar una acción, sino más bien en la obtención de un estímulo o recompensa externa. Por ejemplo: el dinero obtenido por trabajar. Aquí una retribución externa (dinero) nos motiva a entrar en acción (trabajar).

2. Motivación intrínseca

Contrario a la primera, estos son estímulos internos. Se asocia al sentimiento de realización y crecimiento personal. Por ejemplo: lograr una postura de yoga. En este caso el ímpetu de querer lograrla nos hace entrar en acción y practicar esta actividad física continuamente. 

3. Motivación positiva 

Este tipo de motivación viene dada por una carga emocional. En este caso, los estímulos positivos nos impulsan a movernos. Un ejemplo de esto es estudiar para un examen de admisión. El sentimiento de entrar en la carrera que deseamos nos motiva a estudiar.

4. Motivación negativa

Al igual que el caso anterior, viene dada por una carga emocional. Esta vez negativa. Donde actuamos para evitar un desenlace negativo o alguna consecuencia desagradable. Como por ejemplo, estudiar para pasar el examen, pero esta vez para evitar que nos castiguen o para pasar una materia que no entendemos muy bien. 

5. Motivación centrada en el ego

Este tipo de motivación suele estar guiada por la necesidad de complacer o compararnos con alguien más. En cierta forma es negativa, y a la vez puede ser extrínseca o intrínseca. No suele verse llevada por una recompensa positiva, sino más bien para evitar sentimientos negativos como inferioridad.

6. Motivación centrada en la tarea

Es una especie de automotivación, pues proviene del deseo interno de lograr una meta o sueño. Todo lo contrario a la motivación centrada en el ego. Esta busca satisfacer lo interno, sin buscar aprobación de alguien más.

7. Motivación cotidiana

Este tipo de motivación es la que nos impulsa a hacer algo pero con resultados a corto plazo. Por ejemplo hacer ejercicio por la satisfacción luego del entrenamiento. 

8. Motivación básica

Contrario a la anterior, este tipo de motivación nos hace actuar por resultados a largo plazo. Como por ejemplo entrenar para ganar una competencia. Esto quiere decir que puede ser motivación externa. Sin embargo, la satisfacción de lograrlo nos da motivación interna. 

Según los distintos tipos de motivación la conducta humana cambia, una acción es más o menos difícil de llevar a cabos según una recompensa y según el nivel de inteligencia emocional que tengamos para entender qué queremos lograr. Lo cierto es que todos buscamos motivarnos, y por supuesto no terminaremos el artículo sin darte consejos para lograrlo.

10 consejos para motivarte

Antes de darte estos 10 consejos para motivarte, queremos recordarte que la conducta humana es variante y que por consiguiente, la motivación no siempre es una constante incluso teniendo el objetivo en mente. 

Aun así, con estos consejos estamos seguros de que lograrás llenarte con diferentes tipos de motivación, entiendo que no siempre darás el 100% pero que por supuesto cada esfuerzo suma en el camino a lograr tus sueños. ¡Empecemos!

1. Fija metas

Tener un sueño y una meta clara nos ayuda a encontrar motivación incluso donde solo ves problemas o temor. ¡Escribe tus metas! Visualiza a dónde quieres llegar.

2. Busca objetivos que te emocionen

Hazlo por ti. Busca objetivos que te hagan sonreír, que te llenen de ti y de esa chispa que te hace feliz. 

Todo lo que te emociona lo descubrirás una vez que conectes con tu esencia. Prueba cosas nuevas, vuelve a las viejas, cambia tus maneras siempre que sientas que quieres emoción y cosas nuevas. 

3. Revisa qué cosas pueden emocionarte en objetivos que no sueles incluir

Pregúntate qué hace de ese objetivo algo ajeno para ti. Pues muchas veces bloqueamos emociones positivas respecto a objetivos por simple miedo o sentimiento de insuficiencia. ¡Intenta darle la vuelta!

4. Haz públicos tus objetivos

Esto te ayuda a comprometerte. Al hacer públicos los objetivos una parte de nosotros sentirá el deber de cumplirlo, pues en cierta forma, esa motivación negativa de satisfacer a alguien más puede usarse como algo positivo para avanzar. 

5. Lleva registro de tu progreso

Esta es una manera de automotivarse. Al registrar avances podemos recordarnos que podemos y que vamos avanzando en un camino aunque no sepamos exactamente cómo hacerlo.

6. Ten pequeñas recompensas 

¡Disfruta tus metas! Celébrate y date una pequeña recompensa por cada tarea cumplida aún cuando creías que no podías. ¿Por qué no? Un banquete de tu comida favorita luego  de una maratón suena como un buen plan de celebración.

7. Revisa hábitos que te alejen de los objetivos y reemplázalos uno a la vez 

Aunque no lo veamos, los hábitos nos construyen a diario. Revisarlos de vez en cuando pueden ser clave para saber cambiarlos. ¡Haz un chequeo cada tanto! 

8. Busca consejos de personas que hayan logrado lo que tú quieres logra

Rodearnos de las personas con experiencia siempre será de ayuda, pues saben exactamente cómo fallar hasta lograr esa meta especial. 

Puedes buscar en foros de internet, cursos e incluso entre tus amigos. 

También puede funcionar tener frases motivadoras que te recuerden que lo puedes lograr.

9. Permítete fallar

Si hoy no quieres salir a correr es totalmente normal. Escucha lo que tiene que decir tu cuerpo. Ten pausas y luego retomas con más claridad. ¡Aplica para todo! No solo para entrenar. 

10. Imagínate logrando tu meta

Visualízate en la meta, pero también en el camino hacia ella. Imagínate disfrutando con las personas correctas, celebrando cada paso y triunfando. ¡Motivate con esto a diario!

¡Estás listo! Con cada uno de estos 10 consejos puedes lograr motivarte casi por completo. Siempre creyendo en ti y en tus sueños. 

¡Esperamos que con toda esta información puedas alcanzar un alto nivel de motivación según cada objetivo!

Recuerda que puedes encontrar más información sobre cómo mejorar tu estilo de vida y hábitos en nuestro blog

¿Tienes una empresa en México?
Gánate
$10,000 MXN
solamente al abrirte la cuenta con nosotros

Orlando Osorio
Ing. Producción

Ingeniero de Producción. Fundador de Tiny Rockets. Ha liderado proyectos de Growth Marketing para grandes empresas de Silicon Valley como BetterUp, Grove y Rocketplace. Participó en el Workshop de hábitos con James Clear en el evento de Habit Hackers Colorado 2018. Más de 5 años desarrollando productos para ayudar a las personas a construir mejores hábitos.

Newsletter

Recibe nuevos artículos y updates de Tiny Rockets
en tu correo todos los meses! Nunca enviaremos Spam!
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Más como esto

Suscribirme